Cómo hacer un exfoliante facial casero

Cómo hacer un exfoliante facial casero

Uno de los pasos clave para tener una piel radiante y más joven es eliminar las células muertas de la piel. Y la mejor manera de hacerlo, es exfoliar utilizando un producto exfoliante una vez por semana.

Los estantes de las tiendas están repletos de productos que exfolian la epidermis. El problema es que la mayoría de estos productos contienen derivados del petróleo, fragancias irritantes, parabenos, ftalatos y otros ingredientes cuestionables. Estos ingredientes pueden hacer mucho daño a la delicada piel del rostro, especialmente cuando tienes una tez sensible.

La buena noticia, es que puedes hacer tus propios exfoliantes faciales en casa, de la manera más sencilla. Éstos son las mejores recetas caseras. ¡Y la mejor parte es que tienes casi todo lo que necesitas en tu cocina!

Exfoliante de azúcar

Una mezcla muy simple y aromática.

  • 1 cucharadita de azúcar de caña orgánica (o azúcar normal)
  • 1-2 gotas de agua
  • 1-2 gotas de aceite esencial de naranja, limón, o lavanda (opcional)

Mezcla todos los ingredientes en un bol pequeño hasta que sea una mezcla homogénea. Coge una pequeña cantidad con los dedos, y aplícatelo sobre la cara, frotando suavemente con movimientos circulares. Ten cuidado de evitar el contorno de ojos. Retira la mezcla enjuagándote con agua fría, y sécate con un tisú o una toalla limpia.

Exfoliante de aceite de coco con azúcar

Esta es una receta fácil de preparar cuando no tienes mucho tiempo. Puedes aumentar las proporciones para hacer más cantidad y almacenarlo hasta por 3 meses.

  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 2 cucharadas de azúcar

Combina el aceite de coco y el azúcar en un bol pequeño, y remuévelo bien para mezclarlo. Coge una pequeña cantidad con los dedos, y aplícatelo sobre la cara y el cuello, frotando suavemente con movimientos circulares durante 60 segundos. Aclárate bien la cara con agua tibia, y sécate con un tisú o una toalla limpia.

Exfoliante facial de chocolate

  • 50 gr de azúcar moreno
  • 30 ml de aceite de oliva
  • 1 cucharada de cacao en polvo
  • 1/4 cucharadita de extracto de vainilla

Mezcla todos los ingredientes en un recipiente pequeño. Aplica una generosa cantidad sobre la cara limpia, frotando suavemente en la piel durante 60 segundos. Deja que se fije en la tez durante 10 minutos, después enjuágate con agua tibia hasta retirarlo por completo, y sécate con un tisú o una toalla limpia.

Exfoliante de bicarbonato y miel

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio
  • ½ cucharada de miel pura
  • 1 gota de aceite esencial de lavanda puro
  • 1 gota de aceite esencial de incienso puro

Junta el bicarbonato de sodio y la miel hasta que se forme una pasta. Agrega una gota de cada uno de los aceites esenciales de lavanda e incienso. Ponte un paño tibio sobre el rostro y aguántalo durante un minuto para abrir los poros.

Frota suavemente tu cutis con la mezcla haciendo movimientos circulares. Sigue masajeando de esta forma durante 3-5 minutos para eliminar la piel muerta de la cara y permitir que los aceites esenciales hagan su magia.Aclárate con agua tibia.

Este peeling es alcalino para la piel, por lo que para nivelar el pH es recomendable utilizar agua de rosas después para equilibrar naturalmente tu tez.

Exfoliante de arándanos y miel

  • 1/2 taza de arándanos frescos
  • 2 cucharadas de miel (si es cruda y local, mejor)
  • 1-2 cucharadas de azúcar

Tritura todos los ingredientes con una batidora o procesador de alimentos, y mézclalos hasta que quede una pasta suave. Aplícate una capa generosa sobre la piel, y deja que actúe durante 15 minutos. Después enjuágate con agua tibia y sécate con un tisú o una toalla limpia.

Exfoliante facial de aceite, limón y azúcar

Elimina las células muertas a la vez que hidrata. Además, el jugo de limón puede ayudar a aclarar las manchas de la tez.

  • 1/2 limón fresco
  • 1/2 taza de azúcar
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharada de miel orgánica

Exprime el limón y mezcla el jugo con el azúcar, el aceite y la miel. Aplica esta mezcla por la cara y realiza suaves movimientos circulares para esparcirlo. Por último, aclara con agua tibia toda la cara y sécate.

Exfoliante facial de miel y avena

Esta mezcla puede ayudar a reducir los brotes de acné, incluso mejorar el tono de la piel, e hidratar.

  • 1/2 taza de copos de avena
  • 2 cucharadas de miel
  • 1 cucharadita de nuez moscada
  • 15 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 15 gotas de aceite esencial de árbol de té

Muele los copos de avena y mézclalos con la miel, la nuez moscada y los dos aceites esenciales hasta formar una pasta homogénea. Coge una pequeña cantidad con tus dedos, y espárcela con movimientos circulares, evitando el contorno de ojos. Después retíralo con agua tibia.

Exfoliante facial para pieles secas

  • 1/4 taza de copos de avena
  • 1/8 taza de miel
  • 30 ml de aceite de oliva

Muele o tritura la avena y mézclalo con la miel y el aceite de oliva. Aplícalo en la cara y deja que actúe durante 10-15 minutos antes de aclararlo con agua tibia.

Azúcar

El azúcar es una fuente natural de ácido glicólico. El ácido glicólico aumenta la producción de células nuevas y descompone la proteína que mantiene las células muertas colgando de la tez. Los cristales de azúcar puros pueden funcionar mejor como peeling.

Avena

La avena es un exfoliante muy suave, por lo que es perfecto para pieles sensibles. Es un antiinflamatorio natural y muy hidratante.

Miel

La miel cruda es antibacteriana, antiviral y antifúngica. Elimina las infecciones, incluida las que produce el acné. La miel también reduce la inflamación y se puede mezclar con cualquiera de los otros ingredientes mencionados aquí para aumentar los beneficios antioxidantes y antibacterianos.

Si te gusta hacer tus propios cosméticos con ingredientes naturales en casa, prueba esta mascarilla de pepino, esta crema de aloe vera, o tu propia mascarilla negra DIY.

Lo último