Aceite corporal Reina de Egipto de Alqvimia: mi opinión

Aceite corporal Reina de Egipto de Alqvimia: mi opinión

Hoy os quiero hablar de uno de esos productos del que seguro que habéis oído hablar porque tiene una legión de seguidores que alaban sus bondades. Se trata del Aceite Corporal Reina de Egipto de Alqvimia. A que te suena, ¿verdad?

Seguro que, con el cambio de estación que se aproxima, estás pensando en darle un cuidado extra a tu cuerpo. A estas alturas del año, la piel suele estar deshidratada, con poca elasticidad y con un color cetrino fruto del descuido de los últimos meses.

La buena noticia es que la piel, en cuanto empezamos a darle los cuidados que se merece, reacciona enseguida a los mimos.

Eso sí, como siempre hago, os recomiendo que uséis siempre productos de buena calidad, como el aceite corporal que nos ocupa hoy.

Pero antes de entrar en faena, puede que te estés preguntando ¿qué es un aceite corporal? Los aceites esenciales son, como su nombre indica, un aceite que se obtiene cuando se destila una planta para obtener su esencia.

Esto hace que los principios activos se encuentren en una alta concentración y sus propiedades terapéuticas y aromáticas sean muy altas y, por tanto, muy eficaces en cualquier tratamiento.

Estos se han usado en el mundo del cuidado corporal desde hace milenios.

En Egipto, por ejemplo, el uso de aceites esenciales formaba parte de las costumbres habituales tanto de hombres como de mujeres en sus rituales de higiene y de belleza.

Y la más famosa reina de Egipto, Cleopatra, era una asidua de los tratamientos de belleza realizados a base de aceites esenciales.

Gracias a las múltiples propiedades que ofrecían y que siguen ofreciendo, estos productos forman parte del día a día de millones de personas. No es que ahora estén de moda, es que nunca han dejado de estarlo, como te decía, desde hace miles de años.

El aceite del que hoy te quiero hablar está, de hecho, inspirado en esas lociones de belleza de las antiguas reinas de Egipto y reúne en cada bote siglos de conocimiento en torno a esos productos.

El Aceite corporal Reina de Egipto pertenece a la marca catalana Alqvimia, una marca de cosmética natural 100% que respeta la belleza de cada persona y la propia naturaleza.

Otro producto de la marca que he probado es: Aceite corporal Body Sculptor

Algo en lo que ponen mucho énfasis en esta empresa es en entender la belleza de una forma holística, una especie de transformación integral en la que el bienestar, la salud, la espiritualidad y la armonía forman un todo equilibrado que, al final, se trasluce en la belleza exterior.

¿Alguna vez te ha pasado que te sientes bien por dentro porque te estás cuidando por dentro y por fuera y los demás lo perciben y te lo dicen? Es como una energía, no se ve pero se siente y eres capaz de transmitirla a los demás.

Pues esta es un poco la filosofía Alqvimia, la de cuidarnos para estar bien con nosotros mismos porque eso es, al fin y al cabo, lo que transmitimos a los demás.

Según explica la firma en su propia web, cada uno de sus productos aspira a encontrar la belleza absoluta mediante la capacidad de transformación y la excelencia.

Y la verdad es que esta es una filosofía con la que me siento plenamente de acuerdo y a gusto cuando compro un producto.

Es verdad que lo primero que como consumidora buscas es que tal o cual crema te haga efecto pero, si, además, consigues que te lleve a un bienestar psíquico, pues para mí es un plus.

Como dice la marca, su cosmética es eficaz para la energía, el bienestar y las emociones. ¿Qué más se puede pedir?

Aceite corporal Reina de Egipto de Alqvimia: su formulación

Como te explicaba más arriba, este aceite esencial está inspirado en las lociones de belleza que las que eran asiduas las antiguas reinas de Egipto.

Como sucedía hace miles de años, sus ingredientes están mezclados de tal forma que el resultado potencia las cualidades de cada uno de sus componentes.

Si eres una fan de comprobar con tus propios ojos la formulación de un producto, aquí te dejo sus ingredientes:

De entre todos los componentes del aceite, mi favorito es, sin duda, el aceite de almendras dulces, que es rico en nutrientes esenciales, vitamina E y antioxidantes. Sus grasas son monoinsaturadas y posee omega 3 y 6.

Entre sus efectos, además de que hidrata y suaviza increíblemente la piel, también reduce las arrugas, atenúa las manchas cutáneas y posee propiedades antiinflamatorias.

Además, también es significativa la cantidad que tiene de oleorresinas de mirra e incienso. La primera tiene propiedades rejuvenecedoras, tónicas y regeneradoras y el segundo es nutritivo, regenerador y rejuvenecedor.

Textura y olor

La absorción, además, es muy buena y no deja sensación grasa sobre la piel.

En verano, además, me encanta usarlo para potenciar y alargar el bronceado porque deja un aspecto brillante muy bonito.

El olor te gustará si te van los olores intensos, sensuales y orientales. A mí me resulta muy fuerte, aunque el toque de la naranja amarga le da un punto muy gustoso.

Es aquí donde este producto puede no gustar a todo el mundo. A mí me agradan mucho los perfumes penetrantes pero entiendo que eso no es algo para todo el mundo y puede que, al probarlo, te eche un poco para atrás.

Lógicamente, si no eres muy fan de utilizar aceites, quizá te costará un poco probar este, pero yo te animo a que lo hagas porque sus resultados son muy buenos.

Yo también era hace años bastante reticente a usar aceites esenciales y la verdad es que ahora no puedo vivir sin ellos.

Packaging

El bote del aceite recuerda las farmacias antiguas y yo incluso lo tengo visible en el baño porque me parece muy decorativo.

Te recomiendo que lo mantengas alejado de la luz solar porque, como el frasco no es opaco, no es buena idea que le dé el sol.

De hecho, la marca advierte en su página web sobre esto y, además, advierte de que el producto puede sufrir cambios en el olor y el color debido a sus componentes naturales, si bien su calidad no se ve comprometida.

También te cuento que su precio oscila sobre los 55 euros el bote de 120 ml y que lo puedes comprar en la propia web de la marca y en multitud de páginas web.

Modo de uso

Sobre el modo de uso, la verdad es que hay tantas maneras de aplicarlo como usuarios que lo utilizan. La firma recomienda aplicarlo por todo el cuerpo después de la ducha.

Hay a quien le gusta extenderlo antes de irse a dormir porque resulta muy gustoso.

En mi caso, sigo las recomendaciones de la marca y lo aplico por la mañana justo después de la ducha, aprovechando que la piel está un poco húmeda.

Con sólo unas gotas de aceite es más que suficiente porque cunde bastante. Y te recomiendo que lo calientes con las manos para extenderlo mejor.

La forma de extenderlo es mediante un suave masaje en sentido ascendente para, de ese modo, activar la circulación. Suelo insistir en zonas un poco complicadas por su aspereza, como los talones, las rodillas o los codos.

Aceite corporal Reina de Egipto de Alqvimia: mi opinión

Como ves, es un producto muy versátil que se puede aplicar tanto en el cuerpo como en el cabello (sobre sus efectos en el pelo, no puedo opinar porque no lo he utilizado nunca en esa zona, ya que lo tengo bastante graso y no quiero que me aporte más grasa).

¿Cómo queda la piel después de su uso? Lo primero que tengo que decirte es que cualquier cosmético ha de utilizarse de manera regular durante varias semanas para poder valorar su eficacia.

En mi caso, he estado utilizando este aceite durante todos los días durante tres meses y he notado como mi piel se ha ido suavizando con el uso y su aspecto luce rejuvenecido y precioso.

Pero al usarlo de continuo he acabado saturada de su olor. Tanto es así que he tenido que regalárselo a mi hermana porque no podía soportarlo un segundo más en mi baño.

Un tema que me parece muy interesante es que esta firma está muy concienciada con el medio ambiente y esto cada vez me parece más importante como consumidora.

Es tanta la cantidad de productos que compro a lo largo del año (lo sé, soy un poco adicta) que no me gusta consumir marcas que no tengan una política estricta de protección de la naturaleza y del consumo consciente.

Alqvimia, en concreto, trabaja con proveedores locales para intentar ser una empresa más justa ecológica y socialmente.

Y, pese a su gran crecimiento como negocio, no han dejado de ser una empresa familiar con una producción artesana y tradicional. No testan en animales y generan los mínimos residuos tóxicos durante el proceso de fabricación.

Sin embargo, sintiéndolo mucho, no es un aceite que recomendaría, ni que volvería a utilizar de nuevo.

Otros aceites que he probado son: Golden Radiance Body Oil de Freshly Cosmetics, y Huile Prodigieuse de Nuxe.

Espero que mi humilde opinión del Aceite corporal Reina de Egipto de Alqvimia te haya servido para elegir correctamente.

Lo último