Aceite Corporal Akento ¡lo tienes que probar!

Aceite Corporal Akento ¡lo tienes que probar!

Si hay un cosmético que me hace sentir que estoy en una nube cuando salgo del baño, es sin duda el aceite corporal. Y por fin he dado con el mejor: el de Akento.

Me gusta que me dejen la piel sedosa, y por su puesto que huelan de maravilla. El de Akento no solo cumple con todo esto, sino que además tiene muchos beneficios más.

Cuando lo conozcas, te vas a enamorar. ¡A mí me ha pasado!

Es aplicarlo y siento como mi cuerpo y mi mente se relajan. Será por su intensa nutrición, o por su delicioso aroma.

Y es que después de varias semanas usándolo, se ha convertido en un indispensable entre mis cosméticos de cuidado corporal. 

Por eso quiero recomendártelo. Funciona bien y me hace sentir maravillosamente siempre que lo uso. 

Yo que he probado muchos aceites corporales, sé de lo que hablo. Desde que he encontrado éste, no quiero ningún otro.

Te interesará: Aceite corporal: mis favoritos

Si todavía no utilizas aceites después de la ducha, no sabes lo que te estás perdiendo. Pero te aseguro que después de que leas este post, acabarás comprando uno.

Aceite Corporal de Akento: porqué te va a encantar

Con el elixir de Akento estarás nutriendo tu piel con los 14 mejores aceites vegetales, algas y extractos botánicos, todo 100% natural.

Esta potente combinación trabaja para mejorar la elasticidad, erradicar la sequedad, poner punto y final a la celulitis, y reducir las estrías.

¡Y todo con un aroma increíblemente adictivo, y un packaging que es pura fantasía!

En resumen, te ayudará a conseguir la mejor versión de tu piel de la forma más agradableposible.

Esto es gracias a su innovadora y única composición. Hay muchos aceites corporales en el mercado, pero muy pocos (por no decir ninguno) han sabido combinar 14 óleos diferentes con tan buen resultado.

Vas a encontrar tanto aceites que de sobra conocemos por sus excelentes propiedades (almendras, girasol, coco, oliva, rosa mosqueta, argán y jojoba), como otros más exóticos pero igualmente beneficiosos (lino, chía, aguacate, macadamia, avellana, babassu, y marula).

Todos ellos aportan beneficios a la piel, pero sobre todo destaca su alto contenido en Omega 3 y su acción antioxidante para protegernos del daño.

Y aunque pienses que con tanto aceite el resultado será muy grasiento, nada de eso. Apenas tarda unos pocos segundos en absorberse por completo.

Pero la fórmula es mucho más que distintos tipos de aceites. Es de recibo destacar también la parte marina. Tanto el alga como el fitoplancton marino tienen mucho que ofrecer.

¡Y te van a encantar, pues son lo mejor para aumentar el colágeno de nuestra piel! No solo refuerza las defensas cutáneas y elimina las toxinas, también mantendrá tu piel más joven.

Se nota el cariño que la marca ha puesto en este producto, para que puedas tener el producto más completo entre tus manos, y así disfrutar de una piel radiante todo el tiempo.

Y como sus ingredientes son completamente naturales, es ideal para todo el mundo. Tengas la piel y la edad que tengas.

Te interesará: Aceite seco: todos los beneficios del producto del momento

Un aroma que adorarás

Tenía que dedicarle un apartado especial a algo que creo que es de gran importancia. Yo por lo menos cuando elijo un aceite corporal suelo valorar mucho su olor.

Y creo que Akento ha encontrado el equilibrio perfecto: ni deja indiferente, ni satura o empalaga.

A mí me huele a cítricos, pero con un toque de lavanda y verbena.

No es nada cargante y resulta de lo más agradable, exactamente como cuando te haces un tratamiento en un spa.

Y lo mejor de todo es que consigue este aroma sin incluir perfumes artificiales. Todo es 100% natural, no contiene químicos ni ninguna sustancia que pueda irritarte.

Te lo he dicho, incluso si tu piel es sensible, este es tu aceite.

Te interesará: Cómo prevenir y tratar los codos secos

Textura y aplicación

Este elixir dorado no resulta nada graso. No es como otros, como este de Freshly, que no acaban de absorberse bien tras masajearlos, y permanecen varias horas.

A mí esto no me gusta, pues quiero acabar la rutina corporal y vestirme ¿quién tiene tiempo para estar esperando a que se absorba?

En su lugar, el aceite de Akento deja una piel luminosa y jugosa, nada pegajosa. Es una sensación muy agradable, la verdad.

Yo siempre lo utilizo al finalizar la ducha, cuando tengo la piel limpia y más receptiva. Y se nota.

Agito el frasco, doy varias pulsaciones, y empiezo a dibujar pequeños círculos desde los talones, hasta terminar en los hombros, por todo el cuerpo.

Esto dicen que ayuda a activar la circulación sanguínea, y la verdad es que no cuesta nada. 

Si noto alguna zona más reseca de lo habitual, pues le doy otro repaso, aunque si lo utilizas a diario, no creo que tengas problemas de asperezas o sequedad.

Una vez aplicado, espera unos segundos a que se absorba bien, y ya puedes empezar a vestirte sin miedo a que te manche la ropa.  

Lo utilizo todos los días, pero eso ya dependerá de tus gusto y el estado de tu piel. A veces también añado unas cuantas gotas a la crema hidratante para darle un plus de nutrición.

Prueba hasta que des con la rutina que más te gusta.

¿Dónde se compra?

Yo lo he pedido directamente en akento.es, su página web, y me lo han enviado super rápido.

Además, no tienen gastos de envío y en tu primera compra tienes un descuento del 15%, así que yo aprovecharía la oportunidad.

Vienen 100 ml de producto, así que si eres como yo y lo untas por todo el cuerpo, será mejor que los compres a pares.

Total, ¡es tan bonito que quedará genial donde lo pongas!

Te interesará: Cómo hacer un aceite corporal casero

Mi opinión del Aceite Corporal Akento

  Mi opinión, como puedes ver, es que estoy encantada. ¡Tiene todo lo que un buen aceite debe tener!

 

Y mira que he probado marcas todo este tiempo, pero ninguno satisfacía todas mis expectativas. Si no era su fuerte olor, es que tardaba mucho en absorberse, o que me salían granito.

Además, no me dejaban la piel hidratada como yo quería, por lo que no pasaba mucho tiempo hasta que dejaba de usarlo.

Esto no me ha pasado con el de Akento. Ya voy por el tercer bote, y pienso seguir utilizándolo hasta que haya otra opción mejor.

Me deja la piel espectacular desde la primera aplicación, la noto sedosa, nutrida y ya no tengo descamaciones. E incluso ya no veo algunas estrías.

Creo que para la celulitis hay que darle más tiempo, y claro, si no se combina con ejercicio y una buena alimentación, no se consigue nada.

No queramos pedirle que haga desaparecer nuestra celulitis, mientras estamos todo el día sentadas. No hace milagros.

Ya he probado otros productos de la marca, y puedo decir que siempre han cumplido sus promesas. En mayor o menor medida (pues cada persona tiene sus necesidades), pero siempre me han dejado con una buena sensación.

Y su aceite veo que no es una excepción. Así que no puedo más que recomendártelo.

Si no lo has hecho ya, ¡prueba el Aceite Corporal de Akento!

Lo último