Maderoterapia, mi experiencia

Maderoterapia, mi experiencia

¿Has oído hablar de la maderoterapia? Lo que parece una nueva y revolucionaria técnica de masaje es en realidad una terapia que lleva practicándose durante siglos en los países orientales con fines terapéuticos.

Con el paso del tiempo, la técnica se ha ido perfeccionando y adaptando a los nuevos problemas estéticos.

Cuando oí por primera vez acerca de la maderoterapia, fui muy escéptica. Pensé, ¿cómo se supone que esta herramienta va a masajear mi celulitis, descomponerla, y luego llevarla hacia el sistema linfático para ser drenada...? ¿Podrá eliminarla?

Pues resulta que sí, funciona. Si quieres saber más acerca de este nuevo tratamiento, sigue leyendo. Te voy a contar todo lo que necesitas saber: en qué consiste, que resultados esperar, y mi propia experiencia.

¿Qué es la maderoterapia?

Se trata de una técnica de masaje holístico que utiliza más de una docena de instrumentos de madera especialmente diseñados, que tienen diferentes tamaños y formas para adaptarse a cada zona específica del cuerpo.

Aunque su propósito inicial es el de equilibrar la energía, reducir el estrés y mejorar la salud en general, sus usos se han extendido también con fines estéticos.

Esta terapia ayuda a redefinir los contornos del cuerpo, reducir la grasa localizada y celulitis, y facilitar la pérdida de peso.

Con estos instrumentos, el masajista puede realizar movimientos repetitivos que generan una presión dirigida, y esa presión promueve la descomposición de la grasa y la celulitis fibrosa para que pueda ser eliminada naturalmente junto con otras toxinas a través del sistema linfático.

Esta liberación de toxinas aumenta el metabolismo para quemar la grasa. La manipulación también sirve para romper las bolsas de celulitis más resistentes, reduciendo así las protuberancias desproporcionadas y suavizando los hoyuelos de la piel de naranja.

Una de las principales diferencias entre este método anticelulítico y otros como el láser, los ultrasonidos o la liposucción, es que no sólo se centra en el problema, sino que trata y elimina su causa.

Si sólo eliminamos la grasa, no cambiamos nada de nuestro cuerpo, y éste generará más por sí mismo. Pero con la maderoterapia es diferente.

Trabaja estimulando la circulación sanguínea y el drenaje linfático, además de acelerar el metabolismo, por lo tanto sus efectos duran más tiempo que otras técnicas.

Seguro que te gustan mis consejos para ayudar a eliminar la piel de naranja.

Beneficios

  • Es un método 100% natural, no invasivo, y sin contraindicaciones.
  • Relaja la mente y el cuerpo para reducir la tensión mental y física
  • Afloja los músculos apretados
  • Estimula el drenaje linfático
  • Elimina las toxinas
  • Acelera el metabolismo
  • Destruye la celulitis
  • Quema la grasa
  • Tonifica, tensa y reduce el contorno
  • Mejora la circulación de la sangre
  • Reduce las arrugas
  • Estimula la producción de elastina y colágeno
  • Ofrece resultados rápidos y visibles
  • Se puede utilizar tanto en el cuerpo como en la cara
  • Ayuda a aumentar la confianza en uno mismo
  • No daña la piel ni el tejido

Maderoterapia Facial

Es una versión para la zona del rostro, una forma 100% natural de redefinir los contornos de la cara, eliminar el doble mentón, reducir las arrugas y tonificar la piel.

El secreto de su éxito está en los instrumentos de madera especialmente diseñados que estimulan la producción de elastina y colágeno, mejoran la circulación sanguínea, eliminan la grasa no deseada y por lo tanto, reafirman y tonifican la piel y contornean la cara y el cuello.

El resultado final es una cara rejuvenecida y más firme.

1

¿Para quién está indicado este tratamiento?

Cualquiera puede beneficiarse de la maderoterapia, tanto hombres como mujeres, pues ayuda con un montón de problemas.

Es especialmente beneficiosa para los que quieran deshacerse de los michelines del abdomen; las cartucheras que salen en la parte superior de las caderas; reducir la grasa de la espalda y el abdomen; redefinir la cintura, los brazos y las piernas, reafirmar los muslos y glúteos, y eliminar las arrugas de la cara.

Este masaje, además de relajar la mente y los músculos faciales, es bueno para las personas que tienen migrañas, así como para aquellos que pasan mucho tiempo trabajando frente a pantallas y sus ojos se ponen tensos.

No está recomendado para las mujeres embarazadas, en periodo de lactancia, o las que acaban de dar a luz.

Es mejor esperar al menos 4 meses para restablecer el equilibrio hormonal para poder obtener todos los beneficios.

¿En qué consiste una sesión de maderoterapia?

La sesión comienza con la aplicación de un exfoliante corporal (en mi caso utilizaron uno de café) para ayudar a eliminar la piel muerta y dejar paso a una nueva piel sana.

El café molido mejora la circulación, dejando la piel suave y dándola un hermoso brillo. Una vez que retiran el exfoliante, comienza la terapia con la madera.

El proceso, que dura unos 45 minutos, comienza con un amasado vigoroso (pero no desagradable) con una especie de rodillo de madera, masajes, esculpidos y ventosas (para elevar mi trasero, me dicen) con varias herramientas de diferentes formas y tamaños sobre mi cuerpo aceitado.

Las áreas a las que me dirijo son la parte posterior de mis muslos y mi vientre, y la masajista va directa a ellas.

Después del masaje, me indican los cuidados posteriores: no hacer ejercicio durante 24 horas, beber mucha agua, y esperar algún que otro moratón.

Tomamos algunas fotos del antes y después, y una vez que acepto que mi cuerpo aún está lejos de donde quiero que esté, tengo que admitir que mi cintura se ve notablemente reducida y mi trasero ligeramente hinchado.

Considerando que no tengo una celulitis demasiado marcada, me sugieren que probablemente conseguiré los resultados deseados después de seis a ocho sesiones (en algunos casos se pueden alargar hasta a 15), y mientras mi combinación de nutrición y ejercicio físico siga siendo el mismo, los efectos serán permanentes.

Unos días después, con una mínima hinchazón y sensibilidad pero sin ningún moratón a la vista, puedo informar que mi piel se siente más suave y que el botón de mis jeans de cintura alta es un poco más fácil de abrochar.

El mejor día para comenzar el primer masaje será el segundo día después del final del período.

Mi experiencia personal con la maderoterapia

Esta forma natural de implementar movimientos repetitivos con diferentes herramientas de madera es sorprendentemente relajante.

Cuando comencé la terapia, era un poco más incómodo, pues tenía más celulitis en la parte posterior de las piernas y los glúteos, y en ocasiones llegaba a dolerme.

Pero ahora que llevo varias sesiones (voy una vez a la semana, después de entrenar en el gimnasio), me resulta de lo más placentero. Y me ayuda mucho a aflojar los músculos tensos después de un entrenamiento intenso.

La terapia con madera ha sido un proceso tan agradable para mí porque se ha convertido en una parte regular de mi vida.

Libera toxinas que se acumulan en mi sistema a partir de los alimentos, el medio ambiente, y ayuda a poner en marcha el metabolismo para ayudar a quemar la grasa.

La maderoterapia se ha convertido en la última pieza de mi puzzle de vida saludable:

  1. Comer relativamente sano estas son las pautas alimenticias que sigo para eliminar la celulitis
  2. Hacer ejercicio con regularidad: sigo esta rutina de ejercicios
  3. Tratamiento para la celulitis y la flacidez

Para mí, ser consecuente con los tres pasos anteriores me ha ayudado a lograr un estilo de vida saludable.

Durante los últimos tres meses, me he centrado en eliminar la mayor parte de la celulitis que se ha acumulado durante el embarazo en la parte posterior de las piernas y los glúteos.

Estoy muy contenta con los resultados obtenidos, aunque creo que no todo el trabajo ha sido de la maderoterapia, pues también he utilizado cremas específicas para luchar contra la piel de naranja y la flacidez.

No creo que hubiera sido posible lograr estos objetivos tan rápidamente sin el Gel Anticelulítico de Akento Cosmetics, mi producto favorito de todas las cremas para luchar contra la celulitis que hay en el mercado.

Lo último