Todo sobre el aceite de moringa

Todo sobre el aceite de moringa

¿Te imaginas que un solo ingrediente pudiera hidratar, iluminar, aclarar las manchas, prevenir el envejecimiento o ayudar a construir colágeno? Pues sí, realmente lo hay: es el aceite de moringa.

Nuestra rutina de cuidado de la piel suele estar repleta de productos cosméticos e ingredientes naturales, pues cada uno de ellos sale tener una función específica.

Pero con el aceite de moringa puedes obtener todos los beneficios para mejorar tu tez de una sola fuente ¡no más botellas que tintinean y armarios desbordados!

Claro que nos gusta estar rodeadas de cosméticos, pero a veces es bueno simplificar las cosas.

Esta fuente natural de beneficios para el cuidado de la piel se ha vuelto muy popular recientemente, aunque no es para nada una novedad. De hecho, se lleva usando por sus beneficios de salud y belleza durante siglos.

¿Quieres conocer todo lo que puede hacer por ti? Pues sigue leyendo. Voy a descubrirte todos los detalles de este producto imprescindible, incluyendo sus orígenes, lo que realmente hace por tu cutis y sus usos hoy en día.

¿Qué es el aceite de moringa?

1

El óleo de moringa proviene de las semillas del árbol Moringa Oleifera, la especie más común del género moringa en la familia de las moringáceas.

Si bien el árbol es originario de la India, actualmente se cultiva en la región del Himalaya y en muchos países de África, América del Sur y Asia.

Una vez descubierto, pronto se abrió camino en el Ayurveda, una antigua medicina tradicional de la India (muy conocida entre los practicantes de yoga) para la curación de personas.

El aceite de moringa también se usaba en Egipto para proteger la piel de la arena y el polvo durante los viajes por el desierto, ya que ayuda a curarse de la exposición al sol.

También se utilizaba para cocinar, perfumar y como medicina natural, y en Roma, el ingrediente se añadía a cremas y cosméticos.

Las semillas del árbol se prensan para producir un líquido amarillo pálido conocido como "aceite de ben" o "de behen" porque tiene una alta concentración de ácido behénico, un ácido graso.

Los antioxidantes que posee actúan como conservantes naturales, convirtiéndolo en un aceite estable, resistente al enranciamiento, y dándole una vida útil de cinco años.

Las semillas también tienen un alto contenido de ácido oleico, otro ácido graso, en un 73%, lo que le da propiedades beneficiosas adicionales de las que hablaré más adelante.

También es denso en nutrientes, alto en ácidos palmitoleico y linoleico, y tiene vitaminas A y C.

Todos sus usos

2

El óleo de moringa se encuentra en numerosos cosméticos debido a sus propiedades hidratantes, limpiadoras y emolientes.

Desde champús y acondicionadores para el cabello, hasta los productos para el cuidado del cuerpo, las cremas faciales e incluso los perfumes y desodorantes, el aceite de moringa es un ingrediente beneficioso de pies a cabeza.

También se utiliza habitualmente en la aromaterapia y en los aceites de masaje porque se mezcla bien con otros aceites esenciales y es un buen aceite portador.

Sus propiedades para el cuidado de la piel

El óleo de moringa tiene una enorme cantidad de beneficios para el cuidado de la piel y está lleno de antioxidantes que son muy recomendables para la tez. También tiene propiedades antiinflamatorias y antienvejecimiento.

Es perfecto para todos los tipos de cutis, especialmente para las personas con tez seca y sensible.

Al usarlo en tu rutina de cuidado de la piel, mejorará la apariencia general de tu cutis, y te dará un brillo radiante.

3

También se recomienda el uso del aceite de moringa en los cambios de estación, para las mujeres después del embarazo, la lactancia o cuando estás recuperándote de una cirugía.

Siempre que el cuerpo se someta a un estrés y la dermis se reseque y sea muy reactiva, este ingrediente es muy útil.

El aceite de moringa se destaca en el cuidado de la tez porque se absorbe muy bien, lo cual es un gran beneficio.

Podemos probar y poner muchos ingredientes en nuestra epidermis, sin embargo, si no se absorben bien, entonces no nos beneficiaremos de ellos para nada.

El aceite de moringa se suele comparar con otros óleos como el de argán o el de oliva, sin embargo, hace más que estos y otros aceites porque su composición natural proporciona todo lo necesario.

¿Puedes imaginar que un solo aceite tiene todos los nutrientes y todo lo que necesitas para tu piel, y que además se absorbe fácilmente?

Un óleo que es rico en ácidos grasos, antioxidantes, proteínas, y te da una hidratación constante, y tiene flavonoides ¡Es un sueño hecho realidad!

Beneficios para la epidermis

  • Suaviza y calma la tez. Sus propiedades emolientes ayudan a que el cutis se sienta cómodo y con menos picazón, mantienen la piel hidratada y cómoda, y también ayudan a prevenir la sequedad. Es especialmente útil para las personas que sufren de rosácea, psoriasis o simplemente piel seca.
  • Incluye nutrientes saludables para la piel como la vitamina C, que reduce en gran medida las arrugas y las manchas solares, la vitamina A, que ayuda a construir colágeno natural, y la Vitamina E, que tiene propiedades antiinflamatorias y antibacterianas que ayudan a la dermis a repararse del acné y de la contaminación agresiva.
  • El aceite de moringa suaviza la piel seca y se absorbe fácilmente, manteniendo la humedad retenida.
  • Reduce el enrojecimiento, la hinchazón y el dolor.
  • Trata las quemaduras de sol y las infecciones de la piel.
  • Alivia el acné, la piel seca, o cualquier tipo de inflamación de la piel.
  • Rejuvenece la piel opaca, cansada y envejecida.
  • Reduce las líneas finas y las arrugas.
  • Elimina los puntos negros y los granos y previene las manchas.
  • Minimiza las manchas oscuras del acné y la hiperpigmentación.
  • Regula el exceso de sebo para evitar que se produzcan comedones.
  • Aclara las cicatrices del acné, las manchas solares e iguala el tono de la piel.
  • Combate los daños de los radicales libres, que pueden dañar el tejido de la piel.
  • Promueve el crecimiento celular y repara las células de la piel dañadas.
  • Se absorbe fácilmente, algo que lo diferencia de la aplicación de otros antioxidantes en la piel, que probablemente no se absorban muy bien y solo funcionan durante un tiempo limitado.
4

¿Tiene alguna contraindicación?

A cualquiera que esté considerando el uso del aceite de Moringa le aconsejaría que lo discutiera con un médico primero, sobre todo si estás embarazada.

Aunque ha habido muy pocos efectos secundarios y reacciones adversas reportadas, similares a los productos totalmente naturales, puede causar algunos efectos secundarios y reacciones alérgicas.

Aunque es beneficioso para las pieles sensibles, se recomienda que hagan una prueba detrás de la oreja y lo dejen puesto durante 24 horas. Si se produce alguna reacción, interrumpe su uso.

La tez de cada persona es única y que es importante hablar con un dermatólogo sobre cualquier preocupación.

Además, siempre lee la etiqueta del extracto y asegúrate de seguir las instrucciones de dosificación.

Tratamiento casero con aceite de moringa

Puedes hacer este tratamiento de belleza en casa, y dejar que haga su magia de la noche a la mañana.

Además de los beneficios de la moringa que he detallado anteriormente, al añadir otros ingredientes se multiplican los beneficios.

  • El aceite de rosa mosqueta tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes para el antienvejecimiento, y vitamina C para ayudar a reducir las manchas oscuras, cicatrices y líneas finas.
  • El aceite de ricino contiene ácido ricinoleico (un ácido graso omega 9 insaturado); hidrata la dermis, ayuda a tratar las arrugas y reduce las ojeras.
  • Por último, el aceite de onagra contiene ácido linoleico con propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes, lo que lo hace beneficioso para los trastornos de la piel como el eccema, la psoriasis y el acné (ayuda a mantener limpios los poros). También mejora la circulación sanguínea para rejuvenecer la tez cansada.

5

Ingredientes

  • 30 ml de aceite de moringa
  • 30 ml de aceite de rosa mosqueta
  • 1 ½ cucharadas de aceite de onagra
  • 4-5 gotas (o 2 cucharaditas) de aceite de ricino

Elaboración

  1. Compra un frasco gotero. Pon los ingredientes directamente dentro del frasco y mézclalos agitando evigorosamente.

Utiliza este tratamiento antes de acostarte, masajeando suavemente la mezcla en tu cara, y no te olvides de tu cuello (para obtener beneficios antioxidantes adicionales, también puedes añadir una cápsula de vitamina E).

Los mejores productos con aceite de moringa

El aceite de moringa de Naissance es un aceite 100% puro prensado en frío ideal para la hidratación diaria. Con el uso diario, este producto puede reducir el daño, aliviar la piel seca y ayudar a reducir los signos de envejecimiento.

Añade este aceite a cualquiera de tus cremas, y reserva tiempo por la mañana para un mini masaje facial y corporal para empezar el día.

El aceite capilar de Lendan es una de mis combinaciones favoritas que ofrece todos los beneficios de la moringa para el pelo.

Su composición es alta en ácidos grasos esenciales que hidratan y protegen el cabello de la raíz a las puntas, combaten los radicales libres mientras que mejoran la apariencia y la soltura.

También me gusta el aceite seco para el cuerpo de Ahava que nutre e hidrata la piel para conseguir un brillo saludable.

Tiene poderosos ingredientes como la vitamina E y las algas Dunaliella para proteger y corregir la piel de los daños mientras la mantiene agradable y humectada gracias al aceite de jojoba y sésamo.

Lo último