Maquillaje compacto para piel grasa

Maquillaje compacto para piel grasa

Elegir el maquillaje correcto para las pieles grasas puede ser una tarea desafiante, ya que la grasa presente en la piel disminuye el poder de permanencia del maquillaje. Por lo tanto, es importante elegir la textura más adecuada para nuestra base de maquillaje.

Las bases se pueden dividir en dos por su textura: líquida o en polvo. Pero escoger una u otra no es sólo una cuestión de preferencia, sino de tipo de piel.

Para las pieles secas, la base compacta puede adherirse a la piel descamativa, logrando un resultado muy poco acertado. En cambio, la textura líquida tapará la descamación y conseguirá un resultado más jugoso.

En las personas con una tez grasa, la fórmula líquida puede volverse grasienta con demasiada rapidez, dejando un maquillaje muy poco asentado, un aspecto que no estás buscando. Los polvos compactos, en cambio, ofrecen un acabado mate satinado que durará todo el día.

Entonces, aparte del hecho de que es un polvo compacto, ¿qué hace que las bases en polvo sean diferentes de otras fórmulas? A diferencia de las bases líquidas y cremosas, los maquillajes compactos no se absorben en la piel, sino que se asientan en la superficie. Por lo tanto, la cobertura dura un poco más que otras fórmulas.

Con una mala aplicación, el maquillaje compacto puede parecer pesado sobre la piel, pero con la aplicación correcta, puede crear un aspecto ligero y fresco. Le aporta un acabado mate, y cubre las irregularidades del tono de tu piel (dependiendo del tipo de cobertura que tenga).

¿Cómo elegir un maquillaje compacto para piel grasa?

Si sigues estas reglas de oro al elegir tu maquillaje compacto, tendrás el mejor posible para tu piel.

Elige la textura correcta

Las bases en polvo pueden ser compactos o sueltos. ¿La diferencia? Los polvos sueltos son más ligeros. Los pigmentos son más finos, por lo que son más fáciles de mezclar.

Si lo que quieres es una cobertura total, lo mejor es elegir un compacto. Otra ventaja de los polvos compactos es que duran más, los polvos sueltos suelen desaparecer a lo largo del día, así que si quieres un maquillaje que aguante todo el día, el compacto es una opción inteligente.

El tono perfecto para tu piel

Elige un compacto cuyo tono coincida con el tono de tu piel. Usar un tono más claro puede hacerte sentir como si tuvieras una máscara blanquecina sobre tu rostro. Para probar los polvos compactos y elegir el tono correcto, aplícalos sobre la nuca o el cuello.

¿Con SPF o no?

Al igual que otros tipos de bases, las fórmulas en polvo a menudo contienen ingredientes de protección solar, como el dióxido de titanio. Siempre es buena idea tener maquillaje con protección solar, pero si vas a estar en la calle durante un largo período de tiempo, no debería ser tu principal fuente de protección.

Debajo de la base tienes que aplicarte un protector solar tradicional, o una crema hidratante con SPF. Sin embargo, las bases en polvo con SPF facilitan la reaplicación de la protección solar a lo largo del día.

Si vas a pasar una gran cantidad de tiempo al aire libre, replica regularmente el maquillaje compacto para reforzar la protección.

Los extras pueden marcar una gran diferencia

Parece una categoría de cosméticos bastante sencilla, pero las bases en polvo se están volviendo cada vez más sofisticadas y de alta tecnología.

Muchos están formulados con pigmentos que difuminan visiblemente las líneas finas; ingredientes para el cuidado de la piel, como péptidos difuminadores de arrugas, y ácido salicílico aclarante de la piel; e hidratantes no grasos, para mantener el aspecto jugoso, no seco.

Estos pequeños extras pueden hacer que tu piel se vea mucho mejor.

Utiliza polvo para el resto de tu maquillaje

Si utilizas maquillaje en polvo compacto, el resto de maquillaje debe ser también en polvo. Esto es debido a que el líquido y las cremas no se mezclan bien con el polvo. Y si no, intenta difuminar un colorete en crema sobre una mejilla empolvada. Si usas una base de polvo en toda la cara, opta por un colorete en polvo, un contorneador en polvo, un iluminador en polvo, y una sombra de ojos en polvo.

¿Cómo aplicar el maquillaje compacto?

Hay diferentes maneras de aplicar el maquillaje compacto, dependiendo de tus necesidades de cobertura.

Para una cobertura baja, deshazte de el aplicador en esponja que generalmente viene con el compacto, y aplícalo sobre la piel con un pincel de polvos cónico. Así los pigmentos se dispersarán de forma homogénea y natural. Si quieres un poco más de cobertura, aplica el polvo con un pincel con cerdas densas.

Para lograr una cobertura media, puedes utilizar el aplicador que viene con el compacto (generalmente una esponja) para aplicar el polvo por toda la cara, o donde más lo necesites. Después, difumina el polvo con un pincel suave para mezclar lo que debe mezclarse, y eliminar el exceso de la piel.

Para una cobertura total, puedes aplicar una capa más gruesa de polvo con el aplicador de esponja, o bien comenzar con una base líquida, y terminarla con la base en polvo. Una reaplicación agrega más cobertura, y el polvo ayuda a establecer la textura líquida para que no se vea grasienta.

Los mejores maquillajes compactos pata pieles grasas

¿Buscas una base para anular la piel grasa? Los polvos compactos de Clinique Stay-Matte absorben el exceso de brillo con una aplicación transparente y acabado mate, para aplicaciones puntuales específicas, o una cobertura facial completa.

Me encantan los productos para múltiples usos, y el polvo compacto L'Oréal True Match mantiene fiel el color, con hasta 30 tonos diferentes para encontrar el que mejor le sienta a tu piel. Esta base en polvo es increíblemente fácil de aplicar, ofrece una cobertura ligera, media o total; y también puede utilizarse como un polvo matificante para pieles grasas. Es la mejor opción que puedes encontrar si tienes un presupuesto limitado.

El Blot Pressed Powder de MAC es un producto asombroso para la piel grasa, ya que controla la secreción de grasa y también sienta la base para dar un acabado final perfecto. Este polvo también agrega un poco de color y textura a la piel. Es una gran elección para retoques rápidos y hace que tu maquillaje se mantenga durante todo el día. Proporciona un acabado puro y natural.

La base Bobbi Brown Skin Weightless ofrece una solución integral para quienes tienen la piel grasa. Funciona como una base y como un polvo compacto. Proporciona una textura cremosa que es suave y súper cómoda, dejando la piel jugosa y delicada. Este producto se integra perfectamente en la piel y oculta las imperfecciones, como las líneas finas y los poros abiertos. Mantiene la piel fresca y sin brillos. Es un producto perfecto para personas con piel mixta y grasa.

La nueva gama Fit Me de Maybelline New York ofrece un polvo compacto con una increíble fórmula suavizante. Fija de forma natural el maquillaje, y ayuda a suavizar la textura de la piel mientras controla la secreción de grasa. Este polvo facial ligero se mantiene intacto a lo largo del día, y proporciona una cobertura y un acabado natural. No obstruye los poros y no contiene aceite.

Lo último