Instituto Español para pieles atópicas

Instituto Español para pieles atópicas

Como ya sabéis, tengo dermatitis atópica desde que era pequeña, y en mi búsqueda del producto perfecto para cuidar mi piel he probado muchísimas cremas. Una de ellas es Instituto Español Pieles Atópicas.

La marca seguro que te suena, pues tiene una gama muy amplia de productos para el cuidado de la piel y la encuentras en casi cualquier supermercado. ¿Queréis saber cómo me ha ido con este producto en mi lucha contra la sequedad y el picor? Pues atentos porque os cuento mi opinión de ella y si hay un producto mejor.

Crema piel atópica Instituto Español: análisis completo

Básicamente es un producto tópico que se encarga de aumentar la capacidad de la piel para atraer, retener y distribuir la humedad y también forma una capa protectora sobre la superficie de la piel para ayudar a prevenir la pérdida de humedad.

La idea es que la piel no se reseque y pueda regenerarse progresivamente, evitando la irritación y el picor. Esto está muy bien en la teoría, pero voy a analizar si también es así en la práctica comprobando sus ingredientes.

Ingredientes

Como creo que los ingredientes son realmente importantes, y más en un producto de estas características, dejo la lista de ingredientes para que puedas echarle un vistazo y comprobar si hay alguno de deberías evitar.

INCI: AQUA (WATER), PARAFFINUM LIQUIDUM, CETYL ALCOHOL, PROPYLENE GLYCOL, DIMETHICONE, CETEARYL ALCOHOL, CETEARYL ETHYLHEXANOATE, ISOPROPYL MYRISTATE, CAPRYLIC/CAPRIC TRIGLYCERIDE, PEG-8 DISTEARATE, GLYCERYL STEARATE, HYDROXYETHYL UREA, PHENOXYETHANOL, PEG-100 STEARATE, PARFUM (FRAGRANCE), TRIETHANOLAMINE, CAPRYLYL GLYCOL, CARBOMER, ALLANTOIN, HELIANTHUS ANNUUS SEED OIL, HYDROGENATED MICROCRYSTALLINE WAX, PLUKENETIA VOLUBILIS SEED OIL, TETRASODIUM GLUTAMATE DIACETATE, BORAGO OFFICINALIS EXTRACT, ROSMARINUS OFFICINALIS LEAF EXTRACT, TOCOPHEROL, BHT, ASCORBYL PALMITATE.

Bueno, seguro que no has podido sacar mucho en claro con todos estos nombres, así que voy a explicar brevemente que encontramos en Instituto Español, sobre con los primeros ingredientes, que son los que más peso tienen en la fórmula.

  • Paraffinum Liquidum, que es la vaselina de toda la vida. El problema de este ingrediente es que es un derivado del petróleo, refinado y aparentemente inocuo, pero que muchas personas prefieren evitar. Lo cierto es que es muy oclusivo que, por una parte está bien porque impide que la humedad se evapore de la piel, pero por otra puede generar acné.
  • Cetyl Alcohol: Emoliente que acondiciona y suaviza la piel.
  • Propylene Glycol: Es otro derivado del petróleo que acondiciona y evita que la humedad se escape de la piel. Sin embargo, es un posible irritante y sensibilizado.
  • Dimethicone: Una silicona oclusiva que evita la pérdida de humedad.
  • Cetearyl Alcohol: Emoliente que acondiciona y suaviza la piel.

Los primeros ingredientes son buenos evitando la pérdida de humedad de la piel, pero no son los mejores, y algunos muy cuestionables. Tiene algunos activos calmantes e hidratantes, pero están muy abajo en la lista.

Pero lo que más me sorprendió al leer la lista de ingredientes es que contiene irritantes potenciales, y algunos con concentraciones bastante elevadas. Estos ingredientes incluyen los conservantes Fenoxietanol, y BHT, el Propylene Glycol, PEGs, e incluso perfume.

En mi opinión incluye demasiados ingredientes controvertidos, algo que no me hizo nada de gracia. Aún así, lo probé para ver si me podía ir bien. Con precaución, aplique una pequeña cantidad en una zona poco visible de la piel para ver si me causaba alguna reacción, algo que no ocurrió. La primera prueba estaba pasada.

¿Para que tipo de pieles está recomendada esta crema?

Lo pone claramente en el envase, para todas aquellas pieles atópicas, que incluyen dermatitis atópica, eczema, xerosis, y básicamente cualquier piel extremadamente seca o sensible. Incluso si no tienes ninguna condición atópica de la piel, también funcionará como un humectante diario eficaz para todo el cuerpo.

La marca no indica si lo pueden utilizar los bebés y niños pequeños también, así que no sabría decirte.

Utilización

La marca recomienda aplicarla a lo largo del día según sea necesario, lo que significa mañana, noche y si sientes la necesidad de hidratarte en medio también.

Según mi experiencia, el cuidado de la piel con dermatitis atópica debe ser diario. Hidratar la piel es esencial todos los días para que no se reseque y comiencen a aparecer los signos como irritación y picor. Y mucho mejor si lo aplico después de la ducha, pues la piel está ligeramente humedecida y toda esa humedad queda sellada con la crema.

Envase y textura

La crema se presenta en un tarro que está disponible en formato de 50 y 400 ml, uno más grande para el cuidado diario, y el más pequeño es muy útil para llevarlo de viaje, o por si solo quieres probarlo.

El problema del tarro es que cada vez que tengo que utilizar la crema (ósea, todos los días), tengo que introducir los dedos dentro, lo cual no es muy higiénico que digamos.

Esto contamina el resto de la crema, y con el tiempo hace que los ingredientes pierdan su efectividad. Lavarse las manos antes de introducir el dedo ayuda, pero en la piel siguen habiendo bacterias y otros microorganismos que se quedan dentro, es inevitable.

En cuanto a la textura, es bastante gruesa, lo cual es bastante agradable cuando la piel está muy seca o irritada, pero al tener tanta cantidad de parafina, deja una sensación un tanto pesada sobre la piel. No la recomendaría para aplicarla en la cara.

Mi opinión

Después de utilizarla durante un par de meses, he de decir que mi experiencia no ha sido muy satisfactoria. Es cierto que no me ha irritado más, pero la sensación que me ha dejado no es de hidratación completa.

No notaba la piel tan hidratada como cuando he utilizado la de La Roche Posay, y el picor y el enrojecimiento no han desaparecido tan rápido.

Puede valer para una piel que está algo seca, o incluso muy seca, pero desde luego que no sirve como tratamiento de las pieles atópicas, y tampoco para las sensibles.

En mi opinión, cometen el error de incluir perfume y una buena cantidad de conservantes dudosos, lo que arruina la formulación. No es mi caso, pero otras personas que lo han probado hablan de que les produce irritación.

Además, apenas unas semanas después de empezar con ella se produjo un brote, cuando ya había logrado espaciarlos hasta varios meses seguidos. Como los resultados no han sido muy prometedores, decidí cambiarla por otra que me ha venido mejor.

Una alternativa mejor

Pruebo una y otra crema para atopias y siempre vuelvo a la misma, la crema para pieles atópicas de Akento Cosmetics. es como un bálsamo salvador que repara y recupera la salud de mi piel casi al instante. Deja de picarme, la rojez se difumina y espacia los periodos de brote como ninguna otra.

Por eso te la recomiendo en el artículo con las mejores cremas para la piel atópica. Y algo más; a diferencia de la crema de Instituto Español, no tiene ningún irritante, ni perfume, ni vaselina, y los conservantes son mínimos. Todo esto ayuda a sobrellevar esta afección crónica que me trae por la calle de la amargura.

Lo último