Crema para Pieles Atópicas de Akento Cosmetics: mi experiencia

Crema para Pieles Atópicas de Akento Cosmetics: mi experiencia

No suelo juzgar a los productos de cosmética por su precio, pues desde mi experiencia sé del todo cierto que a veces existen cremas carísimas que no se merecen lo que valen y, por el contrario, cremas más asequibles que son un diez.

Así que hoy voy a hablaros de una de ellas, la crema para pieles atópicas de Akento Cosmetics, pues se merece el protagonismo por ser una de las mejores en cuanto a productos para pieles atópicas se refiere.

En esta ocasión, la testadora en concreto no he sido sólo yo, sino alguien a quién he recomendado este producto en cuestión tras probarlo primero.

Las que seguís mi blog fielmente sabéis que pruebo toda clase de cosméticos debido a mi dermis equilibrada. Tener un cutis más bien normal me permite aplicarme bastantes productos.

Esta vez, hablo desde la perspectiva de otra probadora, una de mis mejores amigas que posee una epidermis extremadamente atópica y muy sensible.

Gracias a su experiencia con esta crema corporal, puedo decir con total seguridad que la recomiendo al cien por cien y aclamamos a sus creadores por haber elaborado un producto para las pieles más delicadas que SÍ funciona.

En este artículo voy a ser su sombra y a contar no sólo mi experiencia, sino la suya de primera mano con Akento Cosmetics. Veamos pues los puntos fuertes de este producto:

Descripción

La crema pieles atópicas de Akento Cosmetics nos ha dejado asombradas. Funciona perfectamente en las pieles más sensibles y propensas a irritarse, así como a padecer cualquier otra afección cutánea.

Es genial para calmar inmediatamente los picores, las inflamaciones, las rojeces y la tirantez de la epidermis, puesto que además hace que la aparición de estas sea durante un periodo más largo de tiempo.

Asimismo, este producto está especialmente elaborado para adaptarse a las condiciones climáticas que se encuentre por delante y a cualquier tez, sea cual sea su condición. Nutre e hidrata en profundidad suavemente, recuperando la barrera lipídica.

Se me olvidaba mencionar, aunque seguramente se puede evidenciar dadas sus prestaciones, que esta preciada crema es hipoalergénica y está dermatológicamente testada. Es decir, toda ella está diseñada para que cualquier persona pueda utilizarla. Y no solamente cuidar, sino también mimar las células corporales de la manera más efectiva posible.

Textura y envase

2

Una de las cualidades más notorias de esta crema es que posee una textura muy blanca, brillante y fluida. Aporta a las células cutáneas un plus de nutrición y confort a raíz del componente Emulium® Mellifera y de su fase oleosa superior en un 20%, pero sin dejar ni una pizca de grasa.

Respecto al envase, se presenta en un tubo que va dentro de una cajita. Sin embargo, a diferencia de los tubos de las pastas de dientes, esta crema tiene un cierre a presión, mucho más práctico, limpio y cómodo que el típico tapón con rosca.

Ingredientes destacados

1

La fórmula de este elixir para las pieles atópicas está compuesta por ingredientes naturales. Este hecho es sumamente importante, al menos para nosotras, ya que preferimos la naturalidad, ante todo.

Te presentamos algunos de estos componentes sublimes que hacen posibles los lucros de este producto:

Emulium mellifera

Este primer componente es el que proporciona una adaptación a cualquier tipo de clima y aporta la máxima eficacia, visible desde la primera aplicación.

Se trata de un emulsionante natural, pero no de uno cualquiera, ya que está científicamente demostrado que su acción hidratante perdura durante mucho tiempo.

Asimismo, se ha demostrado que es un aliado contra la polución, siendo un protector contra los agentes externos perjudiciales. Por si fuera poco, deja una tez más tonificada, más jugosa, mucho más suave y con una mayor luminosidad.

Gatuline skin repair bio

Estamos frente a un ingrediente altamente cicatrizante y regenerador. Este activo, trata en profundidad las pieles más dañadas reconstruyéndolas y estimula el proceso de regeneración natural de la misma. Gracias a todo ello, posee una poderosa barrera que retiene la hidratación.

Aceite de granada

La granada es célebre dentro del mundo de la cosmética, pues se la considera un símbolo de la longevidad. De entre sus múltiples beneficios destacamos que actúa como un antimicrobiano muy potente, capaz de inhibir las infecciones, ya sean virales o fúngicas.

Se trata de una de las frutas más veneradas dentro de la medicina ayurvédica, puesto que devuelve el equilibrio natural de las células corporales, reconstruyendo, regenerando y reafirmando el cutis.

Sus ventajas van más allá y es que ralentiza el envejecimiento y estimula de forma eficaz la generación de colágeno. Por si fuera poco, aporta luminosidad, flexibilidad y elasticidad para recuperar el buen aspecto a las pieles cansadas.

Aceite de jojoba

No existe problema alguno de lubricación con este componente. El aceite de jojoba es un singular lubricante que no engrasa, regula y mejora la flexibilidad de la piel, aportándole suavidad y evitando la pérdida de agua. Otro de sus beneficios es que actúa como un excelente e inigualable humectante.

Nuestra experiencia con Akento Cosmetics

Lo primordial en una crema ideada para pieles tan delicadas, es que no contenga ningún tipo de perfume ni fragancia. También es extremadamente importante que sea exenta de alcohol, colorantes artificiales y elementos irritantes.

Estos agentes empeoran el estado de la epidermis e incluso pueden desencadenar afecciones tales como brotes o tapar los poros. Lo bueno de esta crema es que sus ingredientes son naturales y no hay riesgo alguno.

Los lectores que han tenido el placer de leer mis anteriores artículos sabrán de sobras que, aunque mi piel es normal, tengo tendencia a padecer de puntitos rojos, así como irritaciones con algunos productos. Al conocer esta crema que llegó a mis manos como quien no quiere la cosa, he descubierto la joya para el cuidado corporal.

Empecé utilizándola a través de una recomendación que leí en algún sitio (perdonad mi despiste, pero aún hoy sigo intentando recordar dónde y no hay manera…) y en cuanto la vi, decidí probar si realmente era cierta su eficacia.

Tanto me ha gustado que resolví el problema de mi amiga que andaba en la búsqueda de la crema perfecta para su tipo de piel. Ciertamente, me siento halagada por haberla ayudado a ella y poder dar a conocer un producto que casi hace milagros en esas pieles que necesitan tantos cuidados especiales.

Su opinión fue crucial tras usarla durante varias semanas seguidas: “Me ha dejado una tez extremadamente suave, la noto súper hidratada y nutrida. La tirantez que siempre sentía ha desaparecido y ya casi nunca debo preocuparme de las irritaciones que tanto me molestaban cada dos por tres. Es un producto que tiene un precio excelente, puesto que los resultados positivos son obvios. ¡Es la primera crema para pieles atópicas que sí me funciona y que además no resiente mi bolsillo!

Mi amiga estaba harta de gastarse un dineral en productos que prometían los mayores logros y terminaban siendo los peores fracasos, así que no voy a añadir nada más, creo que ha quedado bastante claro.

Las dos os recomendamos encantadísimas la crema pieles atópicas de Akento Cosmetics, sea cual sea vuestro tipo de cutis, porque realmente vale la pena. Y por eso está recomendada también en el artículo con las mejores cremas para pieles atópicas. No os va a defraudar.

Lo último