Como hacer crecer las pestañas

Como hacer crecer las pestañas

Unas pestañas largas, amplias y espesas hacen que tus ojos se vean más grandes y despiertos, y tu mirada sea más intensa y profunda, por eso toda mujer sueña con tener unas pestañas de ensueño.

Si la madre naturaleza te ha dotado con unas buenas pestañas, puedes estarle agradecida. Pero, siento ser portador de malas noticias: cuando llegas a la treintena, puedes empezar a notar que tus pestañas empiezan a escasear.

A medida que envejeces, el vello generalmente se vuelve más fino y seco, y la caída se vuelve más frecuente; desafortunadamente, esto también afecta las pestañas.

Al igual que en la pérdida de cabello, la pérdida de pestañas puede ser causada por cambios hormonales o deficiencias vitamínicas.

El frotamiento excesivo, la rotura, ciertas enfermedades autoinmunes (como la alopecia areata o la enfermedad de la tiroides) y la caspa en la base de las pestañas también pueden causar que las pestañas se caigan.

Afortunadamente, hay varias formas de que tus pestañas vuelvan a crecer más largas, gruesas y rizadas, sin necesidad de tener que aplicarte 10 capas de rímel al día.

Aunque simples, requieren dedicación, así que ten paciencia y sé regular, o todos tus esfuerzos serán en vano.

Utiliza un serum de crecimiento de pestañas

¿La forma más sencilla de hacer crecer tus pestañas? Usando el mejor serum de crecimiento de pestañas.

Algunos de estos serums de pestañas realmente funcionan, ¡pero cuidado! Se selectivo con los ingredientes que vas a encontrar, o puedes sufrir ciertos efectos secundarios desagradables.

Busca formulaciones naturales, sin análogos de las prostaglandinas, que estimulen el folículo para que las pestañas crezcan. Aunque tardan un poco más en mostrar resultados, son mucho más suaves con tu piel y vello.

Puedes buscar estos ingredientes:

  • Aceite de ricino: ideal para prevenir el crecimiento de microbios y desintoxicar la piel, ya que contiene ácido ricinoleico. Penetra profundamente en la piel para mejorar la hidratación. Esto nutre el folículo y por lo tanto promueve el crecimiento del vello.
  • Aminoácidos: ayudan a nutrir y reparar el daño a la proteína de las pestañas. Las cadenas de aminoácidos forman un péptido, que es lo que la mayoría de las marcas comercializan en sus serums para pestañas. Los péptidos fortalecen el cabello de las pestañas, mejorando el brillo y la elasticidad.
  • Romero: ayuda a promover el crecimiento de las pestañas (y es natural).
  • Aceite de oliva: puede ayudar a fortalecer el cabello. Además, al añadir brillo a las pestañas, éstas se ven más voluminosas.

Con estos serums podrás fortalecer tus pestañas, evitar la rotura, y fomentar su crecimiento. La clave es utilizarlo a diario, y ser regular en la aplicación. Si lo haces así, podrás ver los resultados en unas cuantas semanas.

No te pases con el rizador de pestañas

Puedes utilizar un rizador de pestañas (¡y para el caso, rímel!) mientras te crecen las pestañas, siempre y cuando lo utilices correctamente.

Utilízalo con las pestañas limpias, ya que si lo usas después de aplicar el rímel, existe el riesgo de que las pestañas se peguen al rizador, y las arranques a medida que el rizador se aleja del párpado.

Obviamente, utiliza el rizador donde no te distraigas ni se golpee, disminuyendo así la posibilidad de que accidentalmente tires y rompas las pestañas.

Y mantén tu rizador limpio. Un rizador de pestañas sucio podría causar infecciones en los párpados, lo que podría causar irritación, inflamación y pérdida de pestañas. Limpia tu rizador de pestañas todos los días para evitar el crecimiento de bacterias en él. Y nunca compartas el maquillaje de ojos o tu rizador de pestañas con nadie.

Desmaquíllate siempre los ojos antes de acostarte

Esto puede parecer obvio, pero es especialmente importante para las personas que quieren hacer crecer sus pestañas. El rímel cubre las pestañas y puede hacerlas rígidas e incluso quebradizas.

Cuando te mueves en la almohada, corren un mayor riesgo de sufrir traumatismos y roturas.

Además, el maquillaje que no eliminas puede obstruir los poros y provocar protuberancias, bloqueos e incluso infecciones en cualquier parte de la piel, y eso incluye los párpados.

Con el tiempo, vas a tener residuos que entrarán en el ojo mismo. Antes de irte a la cama, quítate el maquillaje suavemente con un desmaquillador de ojos o un limpiador para mantener tus pestañas fuertes y saludables.

Ten cuidado con las extensiones de pestañas

Si se ponen bien, las extensiones pueden causar una alopecia de tracción similar a la que se observa con las trenzas apretadas en el cabello. Además, si se ponen mal y sin higiene, pueden dañar potencialmente tus pestañas naturales, y es lo último que quieres.

Elige calidad tanto en las extensiones como en el centro donde te las van a poner, y utilízalas solo excepcionalmente.

Limpia bien los párpados

Una de las bases para unas pestañas sanas, es tener una buena higiene de los párpados, sobre los que se asientan las pestañas.

La falta de higiene puede causar infección o acumulación en las pestañas, lo que podría llevar potencialmente a la pérdida de cabello. Sí, incluso un orzuelo.

Por lo tanto, mantener los párpados limpios puede ayudar a evitar que esto suceda.

Visita al dermatólogo

Esto es especialmente importante si sientes que el crecimiento de tus pestañas no es normal o estás notando una gran pérdida.

Cualquier cosa que interrumpa el crecimiento del cabello también puede alterar el crecimiento de las pestañas, desde una mala nutrición, hasta la quimioterapia y el estrés físico o emocional severo.

Si no tienes un problema médico específico que esté causando la pérdida de pestañas, puede que tengas un ciclo capilar corto.

Lo último